Judith Menassa¡Bienvenido!

Me siento privilegiada con tu presencia aquí en mi oficina virtual… Mi casa es tu casa… y como anfitriona, quiero contarte un pedacito de mi historia personal:

Soy Judith Menassa, colombiana de nacimiento, argentina de corazón, y ciudadana del mundo. En la actualidad vivo en la Florida, USA… Creo relaciones basadas en la confianza mutua, reflejada a través mis pensamientos, palabras y actos coherentes.

¡Cuánta agua ha pasado debajo del puente desde que leí la versión censurada de Las Mil y Una Noches, la colección de Agatha Christie y la de Edgar Allan Poe, los “paquitos” (comiquitas) que se cambiaban en el Parque Centenario de Cartagena; las novelas de Corín Tellado, las revistas Cosmopolitan, las novelitas de pistoleros, los clásicos de la Literatura Universal (menos El Quijote, confieso que no pude), los magazines culturales El Espectador, y toda lectura que se me ponía en el camino!

Recuerdo que cuando entré a estudiar ingeniería civil —mal orientada, por supuesto— mi materia favorita era Humanidades y el profesor Colorado me insistía:

—Ay, mi princesa, yo no te “veo” aquí en esta profesión…

Después de varios años, el panorama era oscuro, me sentía ave de otro corral, lo único que salvaba la patria era un ambiente cultural excelente que se gestaba en el Alma Mater en ese momento.

Un buen día dije:

—¡Esto no va más!

Renuncié… pero aún no sabía cuál era mi vocación. Entonces fui a ganarme la vida con las ventas.

En la carrera de las ventas ganaba más dinero que un profesional. En esa época leí muchos libros de auto-ayuda y desarrollo personal, entre ellos Napoleón Hill, Dale Carnegie, Joe Karbo y asistí a muchos seminarios y convenciones —desde entonces, me quedaron gustando ambos—.

Mi vida empezó a desfilar vertiginosamente: fui empresaria en la gastronomía, el diseño de modas, a las relaciones públicas, sin descuidar el arte y un ímpetu ecológico muy profundo. Todo esto, en un ansia por encontrar mi pasión… era difícil, todo lo que hacía me apasionaba.

Fui desplegando mis alas y moviéndome por el mundo nutriéndome con sus imágenes, sus olores, sabores, y una curiosidad innata por conocer el porqué de las cosas, ésta fue fomentada desde niña, por mi padre y las profesoras del colegio donde aprendí el proceso más esencial: pensar… crear procesos lógicos…

Mi mejor escuela ha sido la vida y de ella atrapé los personajes y eventos para mis historias, así que no tengo que inventarlos, solo recrearlos… Mi vida estuvo dividida entre el deber y el placer y escribía, pero jamás imaginé que podría publicar un libro… admiraba a los autores famosos y los veía inaccesibles… Además, me asustaban las editoriales.

El reencuentro con mi destino de autora

Después de muchas actividades empresariales, en el 2001 —cuando mis hijos emigraron del hogar— una exploración íntima de mi ser se manifestaba con urgencia. Quise sanarme con la ayuda de la Psico-Neuroinmunología y fui muy prolífica con la escritura y la poesía —mi pasión de siempre—. Siempre había escrito por el mero placer de recrear ese universo donde me muevo a mi antojo y donde nadie me puede callar. Me lancé con un blog personal, y escribí artículos para algunas revistas.

Internet llegó para quedarse… y para hacernos la vida más fácil

La nueva tendencia de lectura y publicación virtual le permite a corrientes como yo —con un poco de ganas y la guía adecuada— publicar en AMAZON y llegar a muchos lectores. ¡Qué delicia descubrir nuevos recursos digitales para hacerlo!

Más allá del emprendedor, fue publicado en el 2013 y se convirtió en Best Seller a los pocos días. En ese libro, compartí experiencias personales útiles en el área empresarial —que fue algo que hice toda mi vida—.

En el 2014 se publicó Libera Tus Talentos, un trabajo con un equipo fascinante, durante nueve meses. Ahí descubrí mi talento para hacer coaching, mentoría literaria, y corrección de estilo, con las bases sólidas que mi padre y el colegio me habían dado…

En Octubre del 2015 hice la auto-publicación de mi libro HEREDAD, una saga sobre mi abuelo libanés, que cuenta un poco la vida de los inmigrantes de medio oriente en el nuevo mundo. Esta vez también en versión papel.

Desde que descubrí que puedo llevar un mensaje inspirador, sigo escribiendo y por otro lado he sentido el impulso de apoyar a otros a realizar su sueño. Tú tienes una historia o un mensaje que dejar al mundo como legado y lo puedes hacer a través de un libro, un blog, etc…

¡Nunca antes fue tan fácil publicar lo escrito!

Porque los mensajes escritos desde el corazón, en lenguaje sencillo, pueden ayudar a otros seres humanos a resolver sus situaciones personales. ¡Y eso ya es una razón válida para escribir tu mensaje!

Ahora que ya te conté algo de mi historia, me encantaría escuchar la tuya… ¡Escríbela!

JUDITH MENASSA

ACERCA DE JUDITH

¿Donde puedes conectar con Judith Menassa?