• Consejo número uno: sé real.
  • Construye un espacio para escribir. Imponte un horario fijo de escritura todos los días para convertirlo en un hábito.
  • No te dejes vencer por el miedo de la página en blanco. Elige el tema y busca en internet más sobre el tema que vas a escribir.
  • Lee. La lectura es el oxígeno del escritor. Considera hacer un boceto. Planifica tu escrito, como si fueras a construir una casa.
  • El tamaño es importante: “Lo breve si es bueno, dos veces bueno”, aplica la frase de Gracián
  • Escribe sobre el tema que te apasione y luego construye un puente para que a otras personas le resulte interesante también.
  • Da todo. El artículo debe ofrecer tus estrategias de experto, tus consejos y conocimientos.
  • Escribe más y habla menos. Escribir se aprende escribiendo, ¡hazlo!
  • Busca tu propia voz. Esa es tu huella digital, tu estilo personal y único.
  • Usa lenguaje sencillo Simplifica lo complejo.
  • Ser claro y conciso: el cuerpo del artículo se puede beneficiar de la utilización de listas numeradas o con viñetas para ponerlo en un formato fácil de leer.
  • Ten siempre a mano un diccionario, herramienta básica del escritor.
  • Háblale directamente a su lector de los beneficios emocionales que se pueden obtener mediante la lectura de la información contenida en el cuerpo del artículo.
  • Dirígete al lector en primera persona. Cuando él está leyendo está solo.
  • Usa sinónimos mientras escribes, así evitas las repeticiones.
  • Evitar usar demasiados clichés o frases hechas.
  • Documéntate a cada paso. Busca opiniones externas objetivas.
  • Si te diviertes escribiendo, el lector se va a divertir leyendo. Ama tu obra.
  • Revisa lo escrito. Déjalo reposar y vuelve otra vez a la carga.
  • No publiques todo los que escribas: Guarda los cuadernos secretos garabateados y páginas escritas a máquina, para tu propia dicha.
  • Sé un demente-estúpido-obediente de tu corazón, escribe todo lo que te dicta, lo que quieras, aunque parezca insondable.
  • Desaloja de tu mente inhibiciones literarias, gramáticas y sintácticas.
  • Prueba a PEPE= prueba y error. Prueba y error